HIEROCRACIA

MARIANO RAJOY EN EL VATICANO
La foto es de La Moncloa, en el dominio público.

 El primer jefe del gobierno de la UE en visitar al nuevo Papa romano es, como era de prever, Mariano Rajoy, jefe del gobierno de España. Doble lectura de la visita: por un lado,  España es la “favorita” de Roma ya que Francia como predilecta se le fue de las manos hace más de un siglo (1905)  y,  por otro lado, la prioridad del gobierno de Mariano Rajoy es la contra-reforma (además de los recortes). Un gobierno que sólo es capaz de recortar y derogar, es decir, quitar recursos a la sociedad y quitar derechos, me refiero a la legislación progresista del anterior gobierno, aquel conjunto de leyes que otorgaban o ampliaban derechos: aborto, género, matrimonio homosexual, educación para la ciudadanía ,  con especial énfasis en la última que es la que posibilita la aceptación de los valores contenidos en las citadas primero (igualdad, paridad, laicidad, libertad): los futuros ciudadanos, los de mañana, los futuros votantes españoles, deben ser educados y no adoctrinados.

El contenido “oficial” del intercambio que duró menos de media hora, consistió no sólo en reafirmar las relaciones entre la iglesia católica y el Estado español (acuerdos 1979), sino en obedecer las órdenes del señor Rouco. El primer punto que concierne el modelo de Estado no plantea demasiados problemas ya que no ha habido voluntad, ni siquiera cuando ha gobernado la izquierda moderada, de revisar el “modelo concordatario de 1979 bajo forma de acuerdos parciales”. Lo que si plantea problemas en España no es el modelo de Estado de estrecha colaboración con la iglesia sobre materias que interesan a la misma,  sino la peligrosa secularización de la sociedad que Rajoy expresa muy bien diciendo que  se necesitan “sólidos puntos de referencia” y que Rouco ha expresado con la idea de que “España se debilita” (moralmente). Ésta es la llaga o la úlcera que hay que curar. Porqué Juan Pablo II procedió de forma casi desesperada a canonizar y beatificar a tantos españoles? Por qué visitó Benedicto XVI tantas veces nuestro país? Y Por qué nos visitará Francisco muy pronto previa invitación del heredero al trono? Porque como decía Louis Veuillot hay que luchar contra la “construcción insensata de un mundo sin dios”, en otras palabras, luchar contra la modernidad.

syllabus

Algunos medios han interpretado mejor que otros el significado de la visita. Destaca la lectura del Mundo que dice que “Rouco le pone deberes a Rajoy” dejando clara la naturaleza de nuestro régimen político que es bastante  hierocrático, es decir, el gobierno de los curas y sus monaguillos, de Rouco y de Rajoy, por lo menos sobre las materias que le interesan a la iglesia católica. El debate no gira en torno a la laicidad del Estado sobre la cual no hay ni un sólo proyecto o intento, sino sobre los peligros de la modernidad. Y para restaurar los viejos valores de la tradición, nada mejor que una contrareforma educativa y social.

En conclusión: que la diferencia entre socialista y conservadores no radica en el debate sobre el Estado laico como forma de organización política(separación, neutralidad, libertad de conciencia e igualdad), sino sobre la función de legislar sobre materias llamadas “sensibles” y que requieren una sensibilidad o humanidad que la iglesia católica no tiene. En tiempos del PSOE se legisla sobre aborto, matrimonio homosexual y demás, con cierta autonomía a favor de la igualdad y de la libertad, mientas que  cuando gobierna el PP, como ahora, gobierna Rouco en nombre de la intolerancia religiosa católica.