¡POR TU CULPA!

la_mala_educacion
LA MALA EDUCACIÓN, Pedro Almodóvar

 

NACIONALCATOLICISMO

La mala educación

Esta pequeña nota se la dedico al Ministro Wert,  que está empeñado en meternos la religión católica y su iglesia de Roma, hasta en la sopa. Evidentemente, este empeño de los conservadores españoles, no es ninguna novedad, de hecho, viene de largo, y como no me puedo remontar a las causas más remotas que evidencian la ausencia de  separación entre la iglesia católica y el Estado español en la historia de España hasta el día de hoy, tan sólo haré referencia a la causa más directa: el franquismo.

El franquismo fue, desde un punto de vista ideológico, algo mucho más sencillo de lo que la gente piensa, y tal vez por eso, duró tanto tiempo, porque consistió en  identificar lo nacional con lo católico, convirtiendo así el nacionalcatolicismo en la ideología oficial del régimen, y por eso fue bastante totalitario, además de autoritario, claro, porque más allá de los crímenes atroces de aquél régimen (que no hizo un genocidio seguramente por falta de medios),  la religión y la iglesia impregnaron todos los aspectos y facetas de la vida pública y privada, desde lo más íntimo hasta el propio caudillo, jefe de España, que gobernaba por la gracia de su dios.  Conseguir ésto se hizo eliminando, primero, toda oposición ideológica al régimen, cosa que se consiguió tan sólo ganar la contienda los franquistas, una guerra que ellos mismos habían provocado con un golpe militar contra la legitimidad y legalidad republicana.  Sin embargo, habría que poner todo un sistema educativo al servcio de la iglesia, para así acabar de adoctrinar una sociedad corrompida y pervertida por las enseñanazas de la escuela laica republicana, la de la Segunda República. Esta especie de contra-reforma católica que se realizó con éxito,  se ha prolongado hasta el día,  a pesar de algunos intentos, muy tímidos a mi modo de entender, de los gobiernos socialistas para disminuir esta omnipresencia religiosa y eclesiástica.

Tan sólo llegar la derecha al poder, hará de ésto un año, se elimina la Educación para la Ciudadanía, pues no le interesa nada a la derecha formar futuros y verdaderos ciudadanos, sino súbditos de Roma, para meter todavía más y más religión.  Díficil no es, pues la no separación entre la iglesia y el Estado en asuntos de enseñanaza viene facilitada por uno de los cuatro Acuerdos entre el estado español y la santa sede que son del 1979, pero que en realidad se negocian antes y vienen así a negar la aconfesionalidad del Estado, una auténtica falacia y engaño al pueblo español. España no es laica, porque no hay separación entre la iglesia y el Estado: es un hecho innegable, evidentemente cargado de ideología, como bien recordó el Ministro Wert, ayer, en el diario El país. Y la ideología es ésta: la nacionalcatólica, más franquista que Franco, pues es la que suele llevar en España, y que está plasmada en todas las constituciones españolas, inclusive la de Cádiz de 1812 (con la excepción de la República).

Sólo quisiera recordarle ésto al gobierno, su carácter profundamente nacionalcatólico, neo y prefranquista, retrógado y poco democrático, porque en una democracia, la prioridad de la ecsuela es la de formar ciudadanos, en base a la libertad y la tolerancia, tarea harto complicada si consideramos que la religión católica es, por naturaleza, enemiga de la libertad. Le dedico el trailer La mala educación la película de Pedro Almodóvar, para recordarle qué tipo de escuela es la que él está fomentando con sus medidas. El que habrá visto la película sabrá que es tan sólo un recordatorio de la perversidad de los curas que acostumbran a traumatizar a los niños para hacerlos desgraciados el resto de su vida que, lamentablemente, no es eterna.